• Katherine Lesmo

¿Qué es un embudo de ventas? Todo lo que necesitás saber

Seguramente hayas escuchado estas palabras más de una vez.


O tal vez no.


Cuando hablamos de técnicas de venta y estrategias, el embudo de ventas es un componente fundamental.


Y si estás incursionando en el marketing digital con tu negocio y no tenés un embudo de ventas formado, creenos: estás perdiendo clientes.





Embudo de ventas: definición para principiantes (y no tanto)


El embudo de ventas es una forma de representar las etapas por las cuales pasa el consumidor desde que reconoce una marca hasta que realiza una compra.


Se representa, como su nombre lo dice, con un embudo.



Ahora entendés el nombre, ¿no?


Etapas de un embudo de ventas


Imaginá un embudo normal, de esos que utilizamos en la cocina.


En la parte superior es donde cargamos la mayor cantidad de líquido. Luego, para filtrarlo o que el líquido ingrese a otro envase, el embudo se va haciendo más angosto.

Este mismo proceso se utiliza en las ventas; solo que en vez de líquido, hablamos de personas.


- La cantidad de personas que ingresa a la parte superior del embudo es la cantidad de personas que reconocen una marca. Es decir, que ha entrado en contacto con ella de alguna forma.


- Estas personas son llevadas hacia la mitad del embudo, es decir, donde las personas interactúan con una marca, obtienen valor y aprenden sobre los beneficios o detalles de los productos o servicios.


- El final del embudo es la parte a la que llegan las personas que, después de todo ese proceso, han decidido realizar una compra.


Ahora la imagen del embudo tiene muchísimo más sentido, ¿no te parece?


El embudo de ventas en las redes sociales


Este proceso en forma de embudo se puede llevar también a las redes sociales.


Esto lo podés lograr utilizando los públicos guardados y personalizados, combinando esto con los objetivos de alcance, interacción y mensaje.


No te marees, ahora te lo explico mejor.

Fase #1


En esta primera fase debemos mostrar nuestro anuncio a la mayor cantidad de personas para que nos reconozcan.


EJEMPLO: creamos una campaña con objetivo “alcance” con un presupuesto total de 200$ y un público objetivo de 60.000 personas con un anuncio que puede ir de mostrar nuestra marca, mostrar nuestro nombre a un sorteo para que la gente se sume.

En este artículo podrás ver más sobre los objetivos y para qué son.


En esta fase del embudo, lo más recomendable es agregar la mayor parte de tu presupuesto.


Recordá que en esta fase tus potenciales clientes aún no te conocen y la idea es que empiecen a notar quién sos.


Fase #2


En la segunda fase, debemos mostrar el anuncio a una cantidad de personas más segmentada, para que así conozcan los beneficios del producto.


EJEMPLO: creamos una campaña con objetivo “interacción” con un presupuesto de 100$ y un público objetivo segmentado de máximo 30.000 personas con un anuncio mostrando algún beneficio de nuestro producto o, incluso, una oferta irresistible.


Fase #3


En la última fase, crearemos un público personalizado con las personas que hemos estado contactando en fase 1 y 2, (más o menos 5.000 personas).


Estas personas serán las que han demostrado mayor interés.


Como ya nos han visto y han reconocido los beneficios de nuestro producto o servicio, esta vez le daremos una oferta que no podrán rechazar.


Este es el empujoncito que falta para que nos compren con una campaña de objetivo mensaje.


EJEMPLO: creamos una campaña con objetivo “mensaje” con un presupuesto total de 100$, a un público personalizado que interactuó los últimos 30 días.


Consejo: asegurate de poner en tu anuncio palabras como: últimos días, promoción exclusiva, válido hasta el... Esto ayudará a llevarlos a la acción.


Generar clientes y medirlo todo


Una vez terminada la campaña, quedarán las personas que realmente compraron nuestro producto o servicio en el final del embudo.


Genial, ¿no?


Además, esto lo podés medir al detalle.


Si sumás lo invertido en las tres fases del embudo y dividís entre la cantidad de personas que realmente compró, obtendrás el costo por adquisición de cliente (CAC).


En síntesis, la inversión económica que hemos hecho para conseguir que un consumidor potencial se convierta en una conversión final y adquiera nuestro producto o servicio.


¿Ya está hecho tu embudo?


Este embudo podés hacerlo con cada producto o servicio que tengas.


Por supuesto, independientemente de cualquier otra campaña que tengas en curso.


Podés aprender a hacer el tuyo paso a paso con el curso #RedesQueVenden. CLICK AQUÍ PARA SABER MÁS.

Y si tenés una empresa y no tenés tiempo para crear campañas efectivas, solicitá el servicio de gestión de redes sociales o pautaje digital aquí.

© Key Social Media. Asunción - Paraguay 

Contacto +595992928707

Correo: agencia@keysocialmediapy.com

Síguenos en nuestras redes!!
  • Canal de you tube key
  • Linkedin de key social
gtag('config', 'AW-877431695');